6 cambios importantes que experimentamos al emprender

6 cambios importantes que experimentamos al emprender

Cuando decides empezar un proyecto propio en el que serás “tu propio jefe”, es muy probable que tus ganas de trabajar aumenten, pero también crecerán tus horarios, tus responsabilidades, tus indecisiones y miedos.

Todo esto se traduce en que experimentarás una cantidad notable de cambios para los que te interesa estar preparado y tener una estrategia que te ayude a superarlos con éxito.

1. Tener miedo al fracaso

Es la consecuencia lógica al poner toda tu ilusión, o tu dinero, en tu proyecto, por eso el sentimiento de inseguridad se incrementa. No debes permitir que el miedo al fracaso te paralice, para ello trata de seguir tu estrategia, hacer los cambios y ajustes que necesites una vez analizados resultados, y no dejarte llevar por impulsos.

2. Medir tu orgullo

Todo el mundo necesita ayuda cuando comienza un nuevo negocio, aunque solo sea como apoyo y, esto, muchas veces entra en conflicto con nuestro orgullo. Es momento de aprender a pedir ayuda, quizás en forma de colaboración entre emprendedores, o creando alianzas estratégicas con otras empresas que puedan complementar los productos o servicios que ofreces.

3. Asumir responsabilidades

Ser tu propio jefe no es hacer lo que quieras cuando quieras. Lamentablemente estarás sujeto a una autoridad, que son tus clientes, y una disciplina, que es tu negocio. Aunque no seas la cara visible del negocio, sí eres la persona responsable y tendrás que asumir lo que ello conlleva.

4. Aprender a decir que no

Decir no es complicado pero hay que asumir que es para lograr cumplir tus objetivos. Lamentablemente, es muy frecuente que cuando tu círculo de amistades o conocidos saben que estás emprendiendo, tratan de aprovecharse pidiendo descuentos sobre tus productos o servicios, en lugar de ser los primeros que te apoyen o valoren tu esfuerzo. Será doloroso y probablemente no logres aplicarlo a la primera, pero tienes que aprender a decir que no.

5. Evitar los prejuicios

Es innato al ser humano pero en los negocios las primeras impresiones no siempre son las reales, cuando antes lo aprendas mejor te irá. Tendrás muchas reuniones y conocerás a muchos tipos distintos de emprendedores. No te dejes llevar por los prejuicios, ni tampoco te dejes engañar por falsas apariencias (!¿cuántas veces no te han citado en un Starbucks en Las Condes donde te tienes que pagar tu propio café?!).

6. Aprender a conciliar

Es lo que más te costará de todo el proceso: conciliar vida familiar y personal. Lograr el equilibrio exige una gran voluntad para que la balanza caiga hacia ningún lado. No pasarte todo el día hablando del negocio va a ser una tarea difícil. Trata de descansar y desconectar para que cada cosa tenga su lugar.

Diseñadora Web

hola@clavedeweb.com

Me dedico al diseño de páginas web orientadas a la experiencia del usuario y a la consecución de objetivos. En los últimos años he trabajado en marketing digital. Coordino todos los proyectos que pasan por Clave de Web.